Régimen sancionador del vandalismo aeronáutico en la nueva Ley de Seguridad Ciudadana

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana[1], publicada hoy en el BOE, tiene como finalidad, entre otras, la protección de las personas y los bienes y la garantía de las condiciones de normalidad en la prestación de servicios básicos para la comunidad, como lo es el transporte.  Para ello viene a tipificar en su art. 35.4, como infracción muy grave, “la proyección de haces de luz, mediante cualquier dispositivo, sobre los pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrarles o distraer su atención y provocar accidentes.”  Algo totalmente necesario habida cuenta del aumento considerable, en los últimos años, de los casos de deslumbramientos a pilotos con punteros láser durante la aproximación a los aeropuertos. 


Como infracción muy grave, se sanciona con multas que oscilan entre los 30.001 € y los 600.000 €. Para tratar de cumplir con el principio de proporcionalidad y lograr un cierto equilibrio entre la gravedad y efectos del ilícito y la intensidad de la sanción, la multa se divide en tres grados: mínimo, medio y máximo, correspondiendo al grado mínimo el tramo desde los 30.001 € hasta 220.000 €, al grado medio el tramo entre los 220.001 € hasta los 410.000 € y al grado máximo el tramo entre los 410.001 € hasta los 600.000 €.
 

La imposición de la multa en sus grados medio y máximo sólo será procedente cuando se de, al menos, una de las siguientes circunstancias:


Para el grado medio:

  •  Reincidencia, en el plazo de dos años, de más de una infracción de la misma naturaleza. Para apreciar esta reincidencia, el Ministerio del Interior contará con un Registro Central de Infracciones contra la Seguridad Ciudadana, aunque las Comunidades Autónomas que tengan asumidas competencias en la materia podrán crear sus propios registros. En ellos se practicarán los siguientes asientos: datos personales del infractor, infracción cometida, sanciones firmes impuestas en vía administrativa, lugar y fecha de la comisión de la infracción y órgano que haya impuesto la sanción. 
  • Realizar el hecho mediando violencia, amenaza o intimidación.
  • Utilización de prendas que cubran el rostro o cualquier otro artilugio que dificulte la identificación del sujeto (disfraz).
  • Utilización de menores o personas con discapacidad o en situación vulnerable.

    Para el grado máximo:  Cuando quede justificado que los hechos revisten una especial gravedad y atendiendo al número y la entidad de las circunstancias concurrentes en cada caso.


Si no concurre ninguna de las circunstancias anteriormente indicadas, la sanción se impondrá en su grado mínimo

Una vez determinado el grado de la sanción que corresponde según el caso,  ésta se individualizará atendiendo a los siguientes criterios: 

  • Entidad del riesgo producido para la seguridad.
  • Cuantía del perjuicio causado.
  • Trascendencia del perjuicio para la prevención, mantenimiento o restablecimiento de la seguridad.
  • Alteración ocasionada en el funcionamiento del servicio afectado (en el caso que nos ocupa, el transporte aéreo).
  • Grado de culpabilidad.
  • Beneficio económico obtenido como consecuencia de la comisión de la infracción, (si lo hay).
  • Capacidad económica del infractor.
    
    En caso de que los hechos puedan ser constitutivos de infracción penal, el órgano que instruya el expediente sancionador debe pasar el tanto de culpa a la autoridad judicial o al Ministerio Fiscal. En este caso, el procedimiento administrativo queda interrumpido hasta que se dicte resolución judicial sobre la procedencia de iniciar o proseguir las actuaciones por vía penal. 







[1] Entra en vigor el 1 de julio de 2015.

Lo más visto esta semana

El Convenio de Montreal de 1999 para la unificación de ciertas reglas para el transporte aéreo internacional

El Convenio de Chicago de 7 de diciembre 1944 sobre Aviación Civil Internacional

La Convención de París de 1919 para la reglamentación de la navegación aérea

Los contratos de utilización de aeronaves. Consideraciones generales

Concepto y naturaleza jurídica del fletamento de aeronaves

Las normas y métodos recomendados internacionales de la OACI

Convenios bilaterales en materia de transporte aéreo: las libertades del aire

El contrato de arrendamiento de aeronaves (II): Clases

Las servidumbres aeronáuticas: concepto y clases